Telecinco deberá indemnizar con 50.000 euros a Carmen Martínez Bordiú

La titular del Juzgado de Primera Instancia número 8 de Santander ha condenado a Telecinco a indemnizar con 50.000 euros a Carmen Martínez Bordiú por vulneración de su derecho al honor. Martínez Bordiú había demandado a la cadena de Mediaset por unas declaraciones vertidas en "Hormigas Blancas" en los días 9 y 16 de enero […]

La titular del Juzgado de Primera Instancia número 8 de Santander ha condenado a Telecinco a indemnizar con 50.000 euros a Carmen Martínez Bordiú por vulneración de su derecho al honor.

Martínez Bordiú había demandado a la cadena de Mediaset por unas declaraciones vertidas en «Hormigas Blancas» en los días 9 y 16 de enero de enero de 2007.

En ambos días fueron Jimmy Jiménez Arnau (en el primero) y Jaime Peñafiel (en el segundo) los que hablaron al respecto de la vida íntima de Bordiú. En el caso de Arnau, éste dijo y afirmó que un año antes de separarse de su primer marido (Duque de Cádiz), la demandante había estado encerrada en un apartamento durante 15 días con un cantante de la época por lo que Martínez Bordiú podría haber sufrido malos tratos por parte de su marido.

En el caso de Peñafiel, se corresponden con un extracto de 1:28 minutos aproximadamente de duración, en los que este periodista dio lectura a un texto.

Entre las frases pronunciadas por Peñafiel, el texto recoge las siguientes: «Carmen cae en una depresión cuando deja a Federicci, no le ocurre ni con la muerte de su hijo», «Carmen intentó suicidarse cuando deja a Federicci«. Asimismo, al ser preguntado el periodista sobre un posible intento de suicidio de Martínez Bordiú debido al final de su relación sentimental, éste respondió afirmativamente.

La sentencia recoge que las afirmaciones de ambos colaboradores, constituyen «una manifiesta intromisión ilegítima en el honor de la demandante», por cuanto se refieren a aspectos íntimos como los relativos a su vida sexual, su condición de mujer maltratada por parte de su primer marido, o la concurrencia de un intento de suicidio. (SIGUE LEYENDO).

No obstante, observa que la propia demandante con frecuencia hace partícipe a la ciudadanía de su vida privada mediante la venta de exclusivas o participación en programas o revistas «denominados de cotilleo o crónica rosa» aunque deja claro que cada individuo es » quien debe decidir cual sea el espacio, mas o menos amplio, según su voluntad, que debe quedar preservado a la curiosidad ajena, no pudiendo en ningún caso terceros ser los que decidan qué hechos o datos, reales o falsos, deben ser desvelados de la vida privada de aquélla»

Por otro lado también Jose Campos actual marido de Martínez Bordiú demando a la cadena por 50.000 euros por la vulneración de su honor, y de otros 8.000 euros por la vulneración de la Ley de Protección de datos de carácter personal aunque la jueza ha desestimado que se le deba pagar nada ya que en las afirmaciones vertidas no vulneran el honor de éste.

Además, y en cuanto al montante indemnizatorio reclamado en la suma de 350.000 euros, la magistrada señala que, partiendo del análisis de la circunstancias del caso, y la gravedad de la lesión, que atendida la entidad de las manifestaciones de referencia no puede calificarse de notable o muy grave, resulta «ponderado» cifrar el montante indemnizatorio en la suma de 50.000 euros.

La juez desestima igualmente la pretensión resarcitoria de los demandantes por la vulneración en el tratamiento de sus datos de carácter personal, ya que no concretan cuales datos de carácter personal considera incorrectamente tratados y comunicados, y tampoco ejercitaron sus derechos de oposición, acceso, rectificación o cancelación.

Vía| El Mundo

También te puede interesar