Lost 4×13: There´s no place like home (II y III)

EslaTele.com

Se acabó. Otra vez tengo esa sensación de vacío en mi interior que augura ocho o nueve meses de espera sin Lost. Pero, como siempre, los productores nos han brindado hora y media de espectacular capítulo doble que, yo al menos, disfruté como un niño.

Benjamin Linus

Esta vez he tardado más en publicar mi review. Me he querido dar una vuelta por los foros de lostzilla (en el que comento a menudo) para compartir con mis lostfriends la finale. Y hay mucho comentario negativo, señores, y provenientes de auténticos estandartes de la Lostmanía como Runa. A mí, personalmente, el capítulo me ha encantado. Claro que he pasado a un estado de incondicionalidad a Lost que tal vez nuble mi juicio. Pero, qué demonios, Lost es para disfrutarlo.

Antes de pasar al capítulo en sí rememoremos la rueda de prensa de los Oceanic 6, porque antes de la gran Finale nos mostraron de nuevo el capítulo con la escena eliminada (que no sé por qué la eliminaron en su día) en la que Jack da el nombre de los tres supervivientes al accidente del 815 y que después murieron. Sus nombres: Charlie Pace, Boone Carlyle y Libby. Como ya están muertos, ¿a quién se van a quejar? Este Jack, que oscuro es a veces (y no sólo lo digo yo, ¿verdad?).

Qué gran principio, aunque no me sorprendió ya que leí un artículo desde TodoSeries en el que anunciaban que el capítulo comenzaría donde se quedó la anterior Finale (prometo no volverlo a hacer, pero es que TodoSeries es muy bueno). Qué mal le sentó a Kate que Jack gritara como un poseso para dejarnos en shock durante ocho meses. Tanto que dio marcha atrás y le dio un sopapo al bueno de Jack. ¡Zas! ¡En toda la boca! Descubrimos que el muerto del ataúd es Jeremy Bentham, el mismo nombre que un filósofo inglés del siglo no sé cuantos. ¿Filósofo? ¿Inglés? Quien más y quien menos ya empezaba a juntar las piezas del puzzle… Que va, mentirosillos, que no lo sabíais. Este tal Jeremy Bentham fue a ver a Kate y esta pensó que estaba loco.

Kate se enfada porque Jack nombre a Aaron. Qué fresca. Jack al menos es su tío. Jack, has caído en tu propia mentira, ahora no puedes quedarte con Aaron porque tuya fue la idea de mentir al resto del mundo.

Jack y Sawyer encuentran a Hurley miccionando. Es curioso, en los cuatro meses aproximadamente que llevan en la isla sólo hemos visto hacerlo a Sawyer y a Hurley. ¿Cuando a Sawyer? Ayyy, que no sois auténticos fans de la serie… Un tanto frío el reencuentro de Hurley con Jack después de que Hurley le soltara lo que le soltó en su día.

Mientras en el barco, monólogo un tanto tonto de Desmond explicando el mecanismo de la bomba, con sus «boom» y sus leches. No me gusto esa parte, se veía venir el «boom» de Jin. Estoy loco, quiero que me sorprendan a cada rato.

Benjamin Linus es llevado por el malvado Keamy y sus secuaces al helicóptero de Frank. «¿Te mandó Widmore que matases a mi hija? Porque como así fuera vais a morir tanto él como tú». La segunda parte no la dice Ben, pero se entrelee. Kate aparece corriendo por la selva hasta donde están los mercenarios en, lo que todos sabemos, una estratagema de Los Otros, Nuestros Otros, para salvar a Ben. En este capítulo el director ha querido complacer la vista masculina con muchos planos de Kate sugerentes. Pero volvamos a la no tan encarnizada lucha que mantendrán Nuestros Otros con los malvados mercenarios. Se los cargan en lo que dura un parpadeo con sus técnicas rudimentarias y un par de bombas, que no son rudimentarias pero fastidian igual.

Como no, Keamy, al que llamaremos Bakunin Keamy, es el único que sobrevive y sale tras Kate y Ben. Sayid sale a su paso y como buen soldado se lía a mamporros con el mercenario en una gran coreografía de golpes, hasta que el eternamente joven Richard Burke le abate con dos tiros por la espalda. Aquí es donde uno se pregunta por qué no le metió dos tiros antes y por qué dejaron a Sayid jugársela contra él. Exigencias del guión. Benjamin manda a Kate y a Sayid al helicóptero. «Os dejo salir de la isla«, les dice. Vaya comentario más… más… más. A secas.

De vuelta al flashforward vemos a un Walt Lloyd crecidito (ahora nadie se queja del estirón, ¿eh?) visitando a un Hurley loco. Nadie fue a verle, de verdad, estos losties no piensan en sus amigos. Pero Jeremy Bentham sí fue a verle. ¿Por qué mentís?, le pregunta. Para proteger a los que se quedaron. ¿Como mi padre? La cara de Hurley lo dice todo. Sí. Fantasma.

Trama isleña. Jack tiene su enésima discusión con John Locke. Y siempre sobre lo mismo. Estos tíos no se cansan de discutir por lo mismo, parecen una pareja. Que si la isla es mágica, que si es una isla y me dejes en paz. Total, que al final John Locke le dice a Jack que tendrá que mentir para proteger la isla y Jack le dice que nadie necesita proteger la isla. Y Locke dice que no es una isla. ¿No acabas de decir que es una isla? Aclarate, tío. Jack, que es muy poco dado a ver milagros, se va. ¿Y qué hubieráis hecho vosotros si un tío os dice que va a mover la isla?

Atención. Momento clave del episodio. Miles le dice a Charlotte que por qué tiene tanta prisa en dejar la isla con todo lo que le costó volver. ¿Volver? ¿Charlotte ya ha estado en la isla? Por su reacción, ella sabe que estuvo en la isla. Rememoremos. Capítulo 2 de la cuarta temporada. Charlotte descubre el logo Dharma en un animal en mitad del desierto. Reconoce el logo a la perfección. ¿Perteneció a Dharma? Rememoremos más. Ben tenía una amiga llamada Annie de la que no hemos vuelto a saber nada. ¿Charlotte podría ser Annie? Podría ser, podría ser. Al final dice que se queda. Pobre Faraday.

En la estación Orquídea, Benjamin le pone un vídeo a John para mostarle que a él le apetece hacer lo contrario a lo que el vídeo dice. Este es mi Benjamin Linus. Pero claro, Martin Keamy no es Bakunin Keamy por ninguna razón. Además, tenían que explicarnos para qué valía la tontería del brazo, que todos lo sabíamos ya, pero estas cosas se explican que con Lost nunca se sabe. El malvado mercenario baja y John, cordial como siempre, se pone a hablar con él, hasta que Benjamin Linus sale del armario (gracia fácil) y le clava dos puñaladas en el cuello al grito de: ¡Mataste a mi hija!. Y la emisora es propiedad de la Disney, cómo ha cambiado el cuento. Impagable la indiferencia de Benjamin al provocar la futura muerte de todos los que están en el barco, por mucho que Locke trate de salvar a Keamy.

Sayid, Hurley, Sawyer, Kate, Jack y Lappidus van hacia el barco en el helicóptero, pero hay una fuga de combustible que está dando por saco. Claro, y nos damos cuenta ahora. El combustible debería haberse acabado desde que le estamparan la bala. Bueno, exigencias del guión. Ahora es cuando Sawyer se sacrifica. Efectivamente, el chico malo susurra unas palabras a Kate y se tira al océano para aligerar la carga y permitir al resto que lleguen al carguero. Rememoremos. Kate estaba haciendo algo en un FF por Sawyer, ¿tal vez algo sobre su hija Clementine? ¿Descubrirá Kate que Cassidy, la mujer que la ayudó, es la madre de la hija de Sawyer? Un servidor cree que sí.

FlashForward. Sayid mata a otro tío, está que no para. Le mata a las 8.15, curioso, a las puertas del hospital Santa Rosa, donde Hurley pasa el rato jugando al ajedrez con Mr. Eko. ¿Volveremos a ver al sacerdote chungo? Por como acabaron las cosas con los productores me atrevería a decir que no, pero nunca se sabe. Sayid le comunica que Jeremy Bentham ha muerto. ¿Por qué le llamamos así si sabemos que se llama…? Calla, no queremos saberlo aún. Avanzando en el capítulo nos haremos otra pregunta. ¿Por qué Walt también le llama Jeremy Bentham? Anda, vamonos a un lugar seguro, le dice Sayid. ¿No volveremos? No. ¿A qué se refiere Hurley? A volver a la isla, naturalmente.

El helicóptero llega al carguero con Desmond gritando que hay una bomba con un detonador congelado temporalmente por un Michael que ha jugado mucho al PC y se las sabe todas. Con nitrógeno líquido retrasa la explosión. Ni MacGuiver. El helicóptero tiene cinco minutos para aterrizar, recargar y largarse. Ni la F1. Michael manda a Jin al helicóptero. El coreano no duda mucho y se larga corriendo. Los extras, en un alarde de incoherencia (este es uno de los puntos más polémicos del capítulo) pululan de aquí para allá con una bomba a punto de estallar. Kate, encargada de buscar a Jin, no opone mucha resistencia cuando Jack le dice que suba al helicóptero. Finalmente, despega con Lappidus, Jack, Hurley, Sayid, Kate, Aaron, Sun y Desmond, estos dos últimos diciendo que esperaran a Jin. Bien por Desmond que tenía que redimirse por mandar a morir a Charlie. ¿Dónde estaba el helicóptero de Claire, fantasmón? Que aquí no nos olvidamos de nada…

Jin sale a cubierta con el helicóptero ya despegado. Cruel final para el coreano y desgarrador grito de Sun. Michael, antes de morir, ve a ¡Christian Sheppard! diciéndole que ya puede morir. Michael, lógicamente, sólo acierta a decir: ¿quién eres tú?

FF. Sun va a ver a Charles Widmore y le dice que tienen intereses comunes y que no son los únicos que salieron de la isla. No sabemos por donde va Sun…

Si teníamos buenos planos de Kate, los guionistas no se olvidaron de las fans femeninas de Lost. Momentazo Cool Water de Sawyer, que nada mejor que Michael Phelps. Llega a la orilla casualmente donde está Juliet dando tragos de ron Dharma. El barco se ve en llamas al fondo. ¿Si mataron al médico después de que llegara a la orilla, por qué vemos la explosión del barco simultáneamente?

Benjamin manda a Locke con Nuestros Otros. Á‰l será el encargado de mover la isla. Se pone el abrigo de Hallowax y se hace una herida (no provocada) en el brazo. El mecanismo para mover la isla no lo voy a describir porque es una escena hermosa. Veanla de nuevo y luego sigan leyendo. Benjamin Linus acaba en Túnez unos cuantos meses depués, como todos sabemos. Y luego dice que salió con el barco de Desmond. Fantasmón.

La isla desaparece. Sawyer, Juliet, Charlotte, Miles, Rose, Bernard, Nuestros Otros y Locke (ahora líder de nuestros otros) se mueven con ella. Estos que sepamos, porque de Claire no sabemos nada (salir no sale, pero no sabemos si está muerta o qué) y Faraday y unos cuantos extras que estaban en la Zodiac suponemos que también se movieron con la isla, si no mal futuro para ellos. Sawyer y Juliet acabarán juntos, seguramente.

El helicóptero se estrella, y aquí es donde hubiera metido yo la muerte de Jin que haría más culpable a Jack de su muerte. Me explico. Desmond casi muere ahogado. Si Jin hubiera estado en la misma situación y Jack hubiera decidido salvar al escocés, como hizo con Sarah y el padre de Shannon allá por la segunda temporada, Sun se habría enfadado muy mucho, pero sólo con Jack. Pero no fue así. Desmond vive. Aaron también, milagrosamente. Se suben a la balsa salvavidas y a esperar.

FF. Kate coge el teléfono en mitad de la noche y oye susurros. ¿Qué dicen? Nada coherente. Pero alguien se tomó la molestía de poner el mensaje al revés. Recomiendo la lectura del artículo enlazado. Los susurros dicen: «La isla te necesita, debes volver antes de que sea demasiado tarde». Kate cuelga y va a la habitación de Aaron arma en mano y allí se encuentra a… ¡Claire! (Momento miedo) que le dice que ni se le ocurra llevar a Aaron a la isla… Todo fue sólo un sueño. ¿Sólo?

Los losties son rescatados por un barco, pero antes de que lleguen, Jack se da cuenta de que, efectivamente, tal y como dijo Locke, iban a tener que mentir, ante la incredulidad del resto de losties. Me hizo mucha gracia Lappidus con su comentario. Y, por fin, tenemos el encuentro Desmond – Penny, pues de ella es el barco. ¿Cómo puede decir alguien que no le ha gustado el capítulo si hemos asistido al reencuentro de los amantes? Escena sencilla, pero muy emotiva. Después Jack cuenta su trola, el barco se desvía hacía una isla llamada Membata, todos se despiden entre ellos y los Oceanic 6 marchan en un bote hacia la orilla. A partir de ahí ya sabemos qué pasó.

FF. Si la tercera temporada acabó con el flashforward, la cuarta también. Jack, que gusta de visitar funerarias con rock a todo volumen, vuelve a Hoffs Drawlar (ya sabéis, anagrama de FlashForward, por si queda algún despistado) para solventar la duda de quién es el del ataúd. Jack tiene que ver que Jeremy Bentham ha muerto realmente. Abre el ataúd, y cuando yo pensaba para mis adentros que el de dentro se levantara (en tono de humor, claro) y dijera «buh!», se oye una voz que me dejó helado. ¿Locke? No, la voz cambia de tono y nos damos cuenta de que es Benjamin Linus. Jeremy Bentham habló con Jack y le echó una señora bronca. Á‰l fue el culpable de que todo fuera mal en la isla tras su marcha. Jack tiene que volver a resolver el entuerto. Pero no podrá ir él sólo. Todos tendrán que ir con él.

¿Por qué todos? ¿También Lappidus y Desmond? ¿Por qué deben ir todos en paz y amor a la isla? Esta parte tendrán que resolverla. Lo que sí resolvieron fue el muerto del ataúd…

John Locke.

 

4.30 / 5
4.30 - 54 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar